Seguidores

jueves, 31 de julio de 2014

TALLARINES CON ATÚN Y PIMIENTO ROJO

Vamos con otra receta de pasta que siempre te saca de un buen apuro y consigues un almuerzo consistente, rico y sano.

En esta ocasión mi primera idea era unos tallarines con pimiento rojo y atún, pero como siempre me sucede mientras voy cocinando empiezo a introducir otros ingredientes según abro la nevera y al final acaba siendo todo un poco más elaborado y por lo tanto más rico.

Normalmente, cocino el almuerzo para mi hijo y para mí, pero al mismo tiempo ese almuerzo servirá para el día siguiente para mi esposo que se lo lleva al trabajo. Así que trato de buscar recetas que no pierdan mucho de un día para otro y que se puedan calentar bien en el microondas. Ésta es una de ellas.

Vamos con la receta.

Ingredientes

v  300 gr de tallarines
v  2 pimientos rojos
v  2 zanahorias
v  Medio puerro o poro (la parte blanca)
v  Una lata de atún
v  Aceite

Elaboración

En primer lugar preparamos la salsa. Cortamos un pimiento y la mitad de otro, una zanahoria y la mitad del puerro y lo ponemos a pochar en una sartén con aceite. Lo dejamos unos 10 minutos. Cuando esté blandita la verdura la trituramos en la batidora y reservamos. Quizás sea necesario echarle un poco de agua para que no esté muy espesa.

Cocemos los tallarines como nos indica el fabricante, en agua bien caliente con sal, el tiempo indicado.

Mientras en la misma sartén que hicimos la salsa, ponemos un poco de aceite y pocharemos el resto de lo que nos quede del pimiento, zanahoria y puerro. Es la misma operación que cuando hicimos la salsa pero esta vez no la trituramos notaremos la verdura entre la salsa. Cuando ya esté blandita añadimos el atún escurrido y dejaremos que se mezcle bien.

Añadimos los tallarines y pondremos por encima la salsa, removeremos bien para que la salsa cubra bien la pasta.

Y este es el resultado...



La verdad es que a la pasta se le puede poner todo lo que encuentras, es por lo que a veces pienso que es un plato con el que se recicla todo lo que tenemos en la despensa.

¿Tenéis alguna receta estrella con pasta? ¿Cómo les gusta más a vuestr@s hij@s? 

miércoles, 30 de julio de 2014

lunes, 28 de julio de 2014

TUNEANDO GALLETAS

Hoy para empezar la semana una receta sencilla de galletas, de las que empiezas a comer una y no paras. Al menos yo desde que empecé a llevarme mejor con el horno y las recetas de repostería dejaron de darme “miedo”, prefiero las galletas caseras que las del supermercado, cuando paseo por la sección galletas, no veo ninguna que me llame la atención, y si lo hace, miro los ingredientes, tomo nota y trato de buscar una receta en la web para hacerla en casa.

El plato lo hizo mi hijo en su colegio por el día de Fiestas Patrias

Esta receta la encontré hace ya unos años en el blog Mi dulce tentación, es sencilla, los ingredientes son fáciles de tener en la nevera y se hace en un ratito, en alguna ocasión me ha ayudado mi hijo y se lo ha pasado en grande.

En esta ocasión he utilizado la base para luego tunearla según lo que tenía por casa, de igual manera que hice con el bizcocho de yogur. A veces sobran ingredientes de otras recetas y se acumulan y en esta ocasión ha sido un gustazo darle salida, así hemos tenido una buena variedad de galletas.

Vamos por la receta.

Ingredientes

Para la base

  v  230 gr de mantequilla a temperatura ambiente
  v  Una pizca de sal
  v  350 gr de harina tamizada
  v  280 gr de azúcar blanca
  v  2 huevos (temperatura ambiente)

Para el tuneo

  v  Nueces
  v  Pecanas
  v  Frutillas o frutas confitadas
  v  75 gr de chispas de chocolate
  v  100 gr de chocolate para fundir

Elaboración

En un cuenco mezclar la mantequilla, sal y azúcar. Añadir los huevos y mezclar bien.

Poco a poco ir añadiendo la harina tamizada.

Ya tenemos la base de la galleta, ahora podemos tunearlo.

Cogemos con una cuchara pequeña para hacer unas bolas del tamaño de una nuez y le ponemos la pecana, la nuez partida. Y la ponemos en papel de horno. Las colocamos ligeramente separadas porque se extienden y así evitamos que se peguen. Llevamos al horno precalentado a 180º durante 8-10 min (deben quedar ligeramente doradas por abajo y blanditas, cuando se enfrían se endurecen un poco, no os preocupéis).

Ponemos un poco de la mezcla en un bol y los mezclamos bien con las chispas de chocolate.  En otra bol otra parte con las frutillas confitadas. Hacemos bolitas pequeñas, ponemos en papel de horno e igualmente se hacen en 8-10 min.

Por otra parte fundimos el chocolate negro a baño maría o en el microondas y mezclamos con lo que nos sobre. A esta misma masa podemos hacer igualmente añadirle, la pecana, mitad de una nuez, chispas de chocolate, fruta confitada. De esta manera tendremos dos versiones de las mismas galletas en blanco y en chocolate.

Normalmente hago la mitad de la receta pero esta vez como quería hacer muchas versiones no quise quedarme corta y la dupliqué. Han salido como 60-70 galletas de tamaño considerable.



 Anímense a hacer estas galletas, tienen un sabor muy rico a mantequilla y son el complemento perfecto a un buen café o taza de chocolate.

Que pasen un bonito lunes, Feliz 28 de Julio a tod@s los peruan@s. 

viernes, 25 de julio de 2014

FINDE FRUGAL - CARMEN'S BOCADILLO

Bueno ya pasó otra semana, ésta bastante lluviosa y deseando que el finde no pase muy frugal y podamos descansar un poco. Ahora que lo pienso coinciden con el feriado largo de FIESTAS PATRIAS así que este fin de semana no será tan frugal... ¡Genial!

Hoy quiero invitaros a uno de mis bocadillos. Me encantan, disfruto una barbaridad con un simple bocadillo, sandwich... hecho con lo primero que encuentro en la nevera. Soy una super adicta a la combinación mayonesa y tomate, que si lo uno con lo que vea por ahí siempre me sabe a "teta".

La idea de llegar a casa el viernes por la noche, una ducha, ponerse el pijama, preparar un bocadillo y sentarme en el sofá con una manta (frazada), ver una peli .... es el paraíso. Al menos en invierno es lo que más me apetece después de una dura semana de trabajo, colegio, comidas etc.

Vamos con la receta para este bocadillo, espero que os guste.



Ingredientes

   v  Es fundamental el pan, en este caso son unos ciapatta que compro en el supermercado
   v  Mayonesa
   v  Cebolla roja
   v  Unas lonchas de jamón de pavo, inglés… el que más os guste
   v  Tomate en rodajas
   v  Huevo cocido
     
Elaboración

Lo primero cortamos la cebolla roja en julianas bien fina y en una sartén con un poco de aceite la pocharemos a fuego suave, le echamos un poco de sal y cuando esté transparente ya estará hecha.

Ahora sólo montamos el bocadillo a nuestro gusto.

Cortamos el pan y ponemos en cada parte un poco mayonesa. Colocamos unas rodajas de tomate, un poco de cebolla,  rodajas de huevo cocido, loncha de jamón, tomate, cebolla, huevo... así las capas que más nos gusten.

Esta es la foto del interior del bocadillo.



Lo acompañamos con unas patatas paja o hilo. Para ello cortamos la patata en rodajas finas y de ahí cortamos en hilo, las ponemos en agua para que suelte el almidón y se frían mejor. En una sartén con aceite muy caliente las freímos hasta que estén doradas, las escurrimos bien un poco de sal y ya está la combinación perfecta para este super bocadillo.

Ahora con mucho cuidado sólo tenemos que intentar no mancharnos, yo al menos nunca consigo.

Con esta entrada participo en el FINDE FRUGAL de Colorín Colorado, pasaros a ver el de l@s otr@s compis sus ideas son geniales.



Feliz fin de semana y en Perú... ¡FELICES FIESTAS PATRIAS!

jueves, 24 de julio de 2014

ARROZ CHAUFA

Hoy vamos con un plato chino-peruano que seguro a algunos les va a recordar al arroz tres delicias que siempre se pide en los restaurantes chinos.

Pero para empezar un poquito de historia.

La comunidad china en Perú empezó a inmigrar a mediados  del siglo XIX, se asentaron como peones contratados o culí. Principalmente se instalaron en la costa, en plantaciones de azúcar mientras se acababa con la esclavitud y en minas de guano con trabajo continuo, acabaron siendo una mano de obra muy importante.

Otra segunda inmigración se produjo antes de la primera guerra mundial y el establecimiento del régimen comunista en China.

Actualmente encontramos muchos peruanos-chinos o chinos-peruanos que se han integrado perfectamente al país. Al menos a mí que vengo de un país donde la comunidad china, aún empezando a ser numerosa, no se ha adaptado demasiado, me sorprende escuchar a un chino-peruano hablando perfectamente español pero con acento peruano. Me sorprende porque en España los chinos aún se “pelean” con el castellano y cuando les preguntas algo te contestan un poco a medias pero bueno tiempo al tiempo, que al menos yo no tengo ni idea de chino y ellos al menos aprenden el español.

Este plato es muy habitual en los restaurantes chinos que acá se conocen como CHIFAS. La comida china ha incluido ingredientes peruanos a sus recetas por lo que nos encontramos con una fusión en ocasiones muy interesante, y he de decir que prefiero esta comida Chifa que la China que comía a veces en España.

Esta receta la hemos hecho muchas veces en casa y poco a poco la voy adaptando a nuestros gustos y sobre todo a lo que tengo en la nevera, explico esto porque habrá alguno que diga “esto no es arroz chaufa”, y como siempre aclaro… siempre le acabo dando mi toque a las recetas que encuentro.

Como ya os he comentado en otra entrada, suelo prepararle sopa de pollo a mi hijo pero él nunca como el pollo cocido, así que debo buscar recetas que me ayuden a comerlo de diferentes formas, el arroz chaufa es lo más habitual en casa.

Esta es mi receta de arroz chaufa.



Ingredientes

v  Una pechuga de pollo cocida y troceada.
v  1 pimiento rojo grande
v  Cebolla china o cebolleta (se utiliza la parte verde)
v  2 huevos
v  Un poco de kión o jengibre
v  Salsa de soja o sillao
v  Pimienta, comino, sal
v  Culantro y/o perejil
v  Arroz

Elaboración

Cocemos el arroz que nos quede bien graneado y suelto.

Hacemos una tortilla francesa, batimos los huevos, le ponemos un poco de pimienta y comino (yo la prefiero sin sal) y le podemos añadir un poco de perejil o culantro picado. Reservamos la tortilla.

En una sartén ponemos aceite y freímos el pimiento rojo cortado en cuadraditos, cuando esté casi hecho ponemos la pechuga en trozos para dorarla un poco. Le echamos el comino y la pimienta y un poco de kión o jengibre rallado, dejamos que se mezclen los sabores.

Es el momento de echarle el arroz (se suele usar un wok, como yo aún no lo tengo debido a la mudanza utilizo una olla un poco grande para que sea fácil darle vueltas).

Cortamos la tortilla en cuadrados no muy pequeños y lo ponemos en la cazuela junto a todo lo demás.
Ya podemos echarle la salsa de soja o sillao, a mí me gusta ponerle un taponcito pero lo rebajo en un poco de agua. Lo echo por encima y le doy vueltas para que se impregne todo el arroz.

Por último la parte verde de la cebolla china (de esto tengo una anécdota, mi esposo fue un día a comprar cebolla china y la chica de la tienda le cortó la parte verde, dándole sólo la parte de la cebolleta, cuando llegó a casa me dijo ¡me ha tirado lo más importante de la cebolla china!), bien lavadita, la corto en trocitos y se lo añado, dejo unos dos minutos al fuego…. Y ya podemos comerlo. 

En esta ocasión lo he acompañado con unas tiras de wantán que he frito un poco y las he colocado como decoración del plato.


Espero que os guste mi arroz chaufa y que os animéis a prepararlo, y si queréis mandarme una foto de vuestra plato lo publicaré encantada.

miércoles, 23 de julio de 2014

viernes, 18 de julio de 2014

FINDE FRUGAL 40 - DIA DEL LOGRO

Hola a tod@s queriendo participar en este nuevo viernes frugal, creo que casi me pilla el toro, pero me apetecía mucho mostraros lo que se hace en el colegio de mi hijo por el DÍA DEL LOGRO.

El día del logro es un día de fiesta en el que los niñ@s demuestran lo que han aprendido en este semestre, para el que no conozca el colegio en Perú comienza en marzo y termina el diciembre, cuando acá estamos ya en verano.  En la semana del logro se hacen pasacalles con música y los niños van vestidos de rojo y blanco (la bandera de Perú) coincide que este primer semestre se cierra con la fiesta nacional de FIESTAS PATRIAS cuando se celebra la independencia de Perú el 28 de julio, y tenemos la suerte de disfrutar de una semanita de vacaciones.

El día grande es cuando los niños decoran su salón-gela-aula con el tema que les ha tocado y en algunos casos también se hace una representación, unas exposiciones para demostrar todo lo aprendido.

Este año es el primero que he participado junto con mi hijo de 5 años y me lo he pasado genial pero también debo decir que estoy agotada jajaja.

No sé si serán todos los años igual pero este año ha tocado el Perú, el grupo de INICIAL que va desde los 2-3-4 y 5 añitos les han repartido las zonas en las que se divide el país que son costa, sierra y selva.

La decoración corre un poco a cargo de los padres porque son pequeñitos y debemos apañárnoslas con lo que podamos, reciclaje y sobretodo mucha imaginación.


Estas son algunas de las ideas que han tenidos los 4 grupos espero que les guste.

SALÓN DE DOS AÑOS 



SALÓN DE TRES AÑOS 




SALÓN DE CUATRO AÑOS 







SALÓN DE CINCO AÑOS 

LA SELVA

Al grupo de mi hijo le tocó la selva y debo decir que he aprendido mucho gracias a los chicos y me han entrado unas ganas locas de darme una vueltita por ahí, en cuanto pueda me escapo a la selva peruana.
Acá van unas cuantas fotos del montaje .........



....... y el resultado.





Bueno espero que os haya gustado.

Con esta entrada participo en "Finde Frugal" de Colorin Colorado. Espero que este finde me ayude a descansar un poquito.


Que pasen un lindo fin de semana. Hasta el lunes

miércoles, 16 de julio de 2014

MIÉRCOLES MUDO - CONOCIÉNDONOS








TORTILLA DE PATATA

Hoy empiezo un nuevo apartado en este blog, la comida española. 

Había empezado esta aventura bloguera con la idea de incluir todo aquello que fuera aprendiendo en mi estancia en Perú, una manera de que mis familiares y amig@s en Bilbao conocieran de mi mano todo lo que este país tiene por ofrecer.

¿Qué es lo que ha cambiado? Pues ni más ni menos que los familiares y amig@s que voy teniendo en Perú tienen el interés pero a la inversa, quieren conocer un poco más mi país, y sobre todo su gastronomía.

Así que para ell@s va este apartado, y bueno para tod@ aquell@s que sin ser de Perú también lo deseen.

¿Y con qué voy a inaugurar este apartado? Pues con la TORTILLA DE PATATA, o tortilla española, torta de papa… se le puede llamar de muchas maneras.

Antes de empezar mi explicación adelanto que hay tantas formas de hacer la tortilla española cómo familias hay en España, cada una tiene su truquillo, su estilo, a unos les gusta bien cuajada, a otros con poco huevo, con cebolla, sin cebolla…. Las combinaciones son infinitas, yo os voy a explicar como la hacemos en mi casa, o al menos como la he aprendido de mi ama (mamá) que para mí es la MEJOR cocinera del mundo-mundial.

La tortilla de patata es imprescindible en cualquier celebración, es imposible que en una reunión no se prepare, está buenísima calentita, pero fría de un día para otro nada más levantarte es de los mejores desayunos.

Llevarse un bocadillo a la playa o al monte es una delicia y es muy común ver a los chicos de camino a La Catedral a ver un partido del ATHLETIC DE BILBAO llevarse un bocadillo de kilómetro y medio recién hecho para tener fuerzas con las que animar al equipo.

La tortilla de patata es sencilla, fácil y muy rica, requiere un poquito de tiempo pero merece la pena.

Vamos a por la receta …

Ingredientes

   v  4-5 patatas grandes
   v  3-4 huevos
   v  Sal
   v  Aceite

Elaboración

Pelar las patatas y lavar bien, en Perú yo suelo usar la papa negra o la rosada el acabado me gusta aunque tengo pendiente ir probando con otras, en España sólo contamos con la nueva y la vieja jaja, al gusto de cada cual yo prefiero la nueva.

Ahora empezamos a cortarla, aquí puede estar la diferencia entre las muchas tortilla, yo prefiero cortarla en cuadraditos. Para ello primero corto en rodajas no muy finas la patata. Después hago bastoncitos.Y por último corto en cuadraditos.

Cuando tenemos todas las patatas cortadas, ponemos una sartén o un cazo con bastante aceite, cuando esté bien caliente echamos las patatas y bajamos el fuego y tapamos con una tapadera.

La idea es cocinar la patata a fuego suave, es como sancocharla o cocerla en aceite.

En este paso a mí me gusta ponerle un diente de ajo aplastadito, para que el aceite coja el saborcillo de ajo, luego se retira cuando se sacan las patatas.

Este proceso tarda unos 15-20 min, el resultado es una patata hecha pero NO dorada.

Cuando esté hecha la sacaremos con una espumadera tratando de escurrirla bien del aceite.

En un bol romperemos los huevos y los batiremos bien, pondremos las patatas y aplastaremos un poco para mezclarlas bien con el huevo. Le ponemos sal.

En una sartén pondremos un poco de aceite. Es importante que sea una sartén con el fondo que no se pegue porque la tortilla debe quedar bien bonita cuando le demos la vuelta. Cuando el aceite esté caliente echaremos la mezcla del huevo con las patatas y la acomodaremos bien, moviéndola ligeramente. Cuando veamos que el lado se está haciendo con la ayuda de un plato le daremos la vuelta, y volveremos a echarlo en la sartén.

Es mejor no tener muy fuerte el fuego ya que si no se dorará mucho pero no cuajará el huevo por dentro. Ir observando que no se dore mucho y si es necesario darle vuelta con el plato de nuevo, así hasta que cuaje bien el huevo.

¿Cómo sabremos que está hecho? Yo me ayudo con un tenedor, pincho la tortilla y si no sale huevo está hecha.

La sacaremos con ayuda de un plato limpio y ya podemos comerla.

Y el resultado...




Sugerencias

Ø  Si queremos la tortilla con cebolla, la picaremos bien menudita y la añadimos a la patata cruda cuando le echemos a la sartén a freír, y procedemos igual en todo lo demás.

Ø  Una variante que gusta mucho es la tortilla con jamón y queso. Es bien sencilla, cuando tenemos la patata mezclada con el huevo, en la sartén echaremos una parte de la mezcla, sobre ésta pondremos unas lonchas de queso y de jamón, y por último pondremos un poco más de la mezcla del huevo+patata. Para cuajar la tortilla igual que expliqué antes.



Ø  A la patata le podemos poner otro tipo de verduras, como el calabacín o zapallo italiano, le da un acabado muy jugoso, y es una forma de que los niños coman verdura sin darse cuenta.

Ø  Con pimiento verde bien picadito también está delicioso.

Ø  En realidad se le puede poner muchas verduras, en mi caso sólo le añado las que se camuflan con la patata para que mi hijo no se “queje”.

Truquillos varios

ü  Cuando se fríen las patatas ya os he comentado de poner un diente de ajo aplastadito para que el aceite tome su sabor.

ü  Al huevo batido hay quienes le pone un poco de leche para que quede más jugosa al cuajarse.

ü  Otro añadido al huevo batido es una cucharadita de levadura o polvo de hornear Royal ayuda que el acabado quede más esponjoso.

ü  ¿Qué pasa si no tenemos tiempo de estar pendientes de la sartén durante tanto tiempo? Bueno pues sin que sirva de precedente jeje os doy un truco bueno que me lo pasó mi amiga Rachel, la patata cortadita se pone en un taper de cristal, pyrex con un poco de aceite se tapa y se mete en el microondas a máxima potencia durante 15 minutos. Cuidadito al sacarla que quema, después mezclamos con el huevo y procedemos igual.

ü  ¿Se puede cocer la patata? Yo creo que sí se podrá, pero reconozco que nunca la he probado de esta manera, es más light, seguro pero ya estamos pendientes de las calorías muchas veces y por una vez no pasa nada jeje.

ü  Y si lo que queréis es una tortilla de patata express pasaros por la receta de Ainhoa Veiga, tortilla con patatas de bolsa.  

Cómo presentarla

  • A mí me aloca en bocadillo con un poquito de mayonesa uffff se me hace la boca agua y si lleva unos pimientos verdes de Gernika ya me muero...
  • Con ensalada de tomate, lechuga, cebolla
  • En los bares o cafeterías la podemos ver en infinidad de presentaciones…
  • Con pimientos rojos por encima
  • Con atún, cebolla picada y mayonesa (otra forma es con chatka que es el pulpa del cangrejo, yo en Perú no lo he encontrado aún estoy en su búsqueda)
  • Es usual ponerle a la tortilla de patata mayonesa y ensalada por encima y se tapa con una tortilla de huevo.  Cuando te dan un trozo de esta especialidad es lo que llamamos tapa o pintxo en Bilbao, te lo acompañan con una rebanadita de pan y ya tú le añades la bebida que más te guste una cañita (chela, cerveza), coca cola…


¿Qué os ha parecido? Fácil ¿eh? Y lo mejor es que cada uno puede ponerle su toque personal y comerla, hacerla como más le guste.


Os animo a prepararla y ya sabéis mandarme fotos de vuestras tortillas prometo publicarlas.

lunes, 14 de julio de 2014

LOMO SALTADO

Uno de los platos que más cocinaba mi esposo al empezar a vivir juntos era el LOMO SALTADO.  Es sencillo, completito y muy sabroso.

Hay infinidad de maneras de prepararlo pero como os habréis dado cuenta en algunas recetas “peruanas” siempre le acabo dando mi toque personal.

Seguro que más de uno se va a animar a hacerlo, así que vamos a por la receta, para empezar la semanita con ganas.

Ingredientes

v  Un par de filetes de lomo, a mí me gusta cortados en bastones delgaditos
v  1 cebolla roja
v  Un par de tomates no muy maduros
v  2-3 ajíes amarillos
v  Vinagre blanco
v  Comino, pimienta, sal
v  Un par de dientes de ajo
v  Arroz blanco para acompañar
v  Patatas fritas un poco gruesas
v  Culantro
v  Salsa de soja o sillao

Elaboración

Como es costumbre lo primero es dejar macerando por un rato la carne ya cortadita en bastones, le ponemos pimienta, comino, sal y un poco de vinagre blanco.

En una sartén con aceite freímos unos ajitos laminados y ponemos la carne a cocinar, no es necesario que esté hecha del todo ya que luego la pondremos con las verduras. Reservamos.

En la misma sartén ponemos otra vez aceite y freímos la cebolla roja que hemos cortado un poco gruesa. Cuando esté ligeramente transparente ponemos el ají amarillo también cortado en bastones. Unos minutos que se frían.

Es el momento de echarle la carne que habíamos reservado. Dejar que se junten bien los sabores. Le ponemos un poco de vinagre y una cucharada de salsa de soya, removemos bien y por último echamos el tomate cortado en pluma gruesa.

Si queremos le ponemos unas hojitas de culantro o perejil.

Dejamos uno o dos minutos y retiramos del fuego.

Para montar el plato ponemos el arroz blanco en medio. A un costado las patatas fritas y encima del arroz la carne con sus verduras.

Ya está listo para comer.



¿Qué pasa si..……?

…No tenemos ají amarillo? Bueno pues utilizamos cualquier otro pimiento ligeramente picante, que es lo que le da un toque al plato.

…Si ponemos las patatas fritas unos segundos en las sartén junto a la carne?, el resultado es aún más rico porque todo coge el sabor del vinagre-soja-ají.

…Si os gusta el picante?, podemos añadirle o bien al macerado o bien cuando esté la carne y las verduras mezcladas una cucharadita de pasta de ají amarillo.

…Si no nos gusta el lomo?, pues hacer un cambio con pavo o pollo … o lo que más os guste, la cocina es modificar la receta al gusto familiar.

Bueno y después de un fin de semana de lo  más intenso esta es mi receta para iniciar esta semana que se presenta cargadita de actividades, en el cole de mi hijo se celebra el día del Logro y estamos a tope, a ver si en otro post os explico en qué consiste el día del Logro.

Si os animáis a hacerlo mandarme vuestras fotos para publicarlas, espero que os guste el resultado. 

viernes, 11 de julio de 2014

CHIFLES

En mi entrada del Banana bread, ya os comenté mi debilidad por lo chifles.

Bueno pues para que no haya dudas y sobretodo para animaros a hacerlos aquí está este post cortito y resultón.

¿Qué necesitamos?

Un plátano macho, acá en Perú lo llaman plátano bellaco, bien verde, así los chifles nos saldrán saladitos.


Cortar el plátano en rodajas bien finitas. Al menos a mí me gustan tipo chips o un poquito más gruesas.


Poner una sartén con aceite bien caliente y freírlas. Escurrir y echarle un poco de sal.


Comer al momento, es como más ricas están.

Mi hijo adora los chifles y últimamente se han convertido en un buen sustituto de las patatas fritas, así no nos cansamos.

Están riquísimos como acompañamiento de un sándwich de lo que más os guste.

Gracias a mi amiga y compañera bloguera Ainhoa Veiga, que como se dice por Perú es super pilas, he conocido la iniciativa FINDEFRUGAL de Colorín Colorado, me ha parecido muy interesante y quisiera participar con este post.



Animaos a comer el plátano de una manera diferente, seguro que a los peques de la casa les encanta.

Buen fin de semana.




jueves, 10 de julio de 2014

BIZCOCHO DE YOGUR CON MERENGUE SUIZO

Para el cumpleaños de mi esposo quise hacer un segundo postre, por si acaso, a los niños no les iba la tarta principal. La verdad es que fue un acierto, pero no tanto por ese motivo, sino porque éramos tantos que así pudimos repartir mejor con dos postres.

El famosísimo bizcocho de yogur lo volví a tunear, esta vez, usando la receta de Cristina de su blog Kanela y Limón. Una receta sencilla que con el toque del merengue suizo le da un acabado de profesional.


Ingredientes
Para el bizcocho


v  Yogur natural
v  3 huevos
v  2 medidas de yogur de azúcar
v  1 medidas de harina y 1 de maicena
v  1 medida escasa de aceite suave
v  1 cucharada de levadura royal
Para el relleno

v  Mermelada de fresa
Para el merengue suizo

v  90 gr de claras de huevo
v  180 gr de azúcar
v  270 gr de mantequilla sin sal
Elaboración                                                                                                                                                                     
Mezclar el yogur con el azúcar, ir añadiendo los huevos (siempre a temperatura ambiente) de uno en uno.

Cuando esté bien mezclado añadir el aceite y mezclar bien.

Tamizar la levadura con la harina y la maicena e ir incorporando de a pocos a la mezcla anterior. Mezclar bien.
Echar en un molde e introducir al horno previamente calentado a 180º durante 45 minutos.

En esta ocasión es mejor hacer el bizcocho la víspera, de esta manera estará más consistente. También según nos recomienda Cristina en su blog es mejor desmoldarlo a los 15 min de sacarlo del horno.
Ahora vamos a hacer el merengue suizo que es bien fácil si se sigue el proceso adecuadamente.

Pondremos las claras con el azúcar a baño maría y las mezclaremos bien con unas varillas. Cuando con los dedos notemos que el azúcar está bien disuelto, no notamos los granillos ya lo tenemos listo. Sólo se necesitan unos minutos para llegar a este punto.
Retiramos las claras y ya podremos batirlas a velocidad alta para conseguir el merengue con sus picos. Cuando ya lo tengamos así bajamos la velocidad y vamos incorporando la mantequilla poco a poco en trozos pequeños. No pondremos más mantequilla hasta que lo anterior no esté bien incorporado.

Es posible que en este paso parezca que esté cortado, a mí me pasó, no hay problema, seguir batiendo.
Conseguiremos una cobertura fina con textura sedosa que se puede usar en multitud de acabados, además de que se le puede dar un color  y sabor diferente. Al menos a mí me ha gustado y seguro que repito.
Bueno ya podemos ir montando la tarta.

En esta ocasión al ser pequeño y de forma rectangular lo he dividido en dos partes longitudinalmente.
A la parte de abajo le he puesto una buena capa de mermelada de fresa. Se puede si se quiere poner un poco de almíbar pero yo no le puse, porque el que más me apetecía era con licor, pero había niños, así que sin almíbar en esta oportunidad.

Ponemos la otra parte por encima y ya le empezamos a extender el merengue. Primero una capa que cubra bien y lo llevamos a la nevera para que se ponga firme.
Pasado unos minutos le ponemos otra capa de merengue y lo decoramos un poquito. Al ser más destinada a los niños compré unas chispitas de colores y le puse por encima.


Como se suele decir por acá, por las puras pude hacer la foto, y es que tratar de cortar y repartir con una fila de niños gritando que querían su tarta fue un poco difícil.

Un último detalle de la tarta, NO meterla en la nevera, ya que sino el merengue se endurece mucho. Al estar rellena de mermelada se mantiene bien... bueno si es que dura lo suficiente.

miércoles, 9 de julio de 2014

MONEDERO CON DISEÑO INCAICO

Hoy os quiero mostrar otra de mis “creaciones” en clase de tejido. Mi profesora Rosa siempre trae muchos diseños nuevos y como quería algo sencillo me decidí por un monedero con acabado incaico que hay que unirlo con ganchillo o crochet.

El resultado  ha sido este. ¿Qué os parece? Chulo ¿verdad?


¿Alguien se anima a hacerlo? En menos de una hora lo tendréis preparado. Os explico cómo hacerlo.

Para empezar necesitamos las dos partes del monedero, hilo de color morado para el contorno y una aguja de ganchillo.


La técnica es bien sencilla:
Nunca se empieza por una esquina es importante recordarlo. Haremos dos puntos medios en cada hueco, salvo en las curvas que se hacen tres y en las esquinas que se hacen cuatro.

En la imagen lo trato de explicar:


Una vez terminado el contorno es hora de unirlos. Para ellos haremos una cadeneta tomando dos de los hilos de fuera, deslizamos y se eleva un punto, para luego volver a tomar los dos hilos de fuera, deslizar y elevar otro punto. Así hasta terminar el contorno.

Cortamos el hilo que sobre y quemamos con un mechero para rematar bien.


Sencillo ¿verdad? Anímense a hacerlos, hay de diversos diseños y tamaños y queda muy bonito para regalar. 

CROCANTE DE LÚCUMA

Hoy es el turno de un postre, rico, sencillo y muy resultón.

Después de quedar muy satisfechos con el AJI DE GALLINA con el que agasajamos a los invitados del cumple de mi esposo, era el turno del postre.

Una cosa que tenía clara es que no podía ser de chocolate, aunque yo soy adicta, pero W no tanto y el cumpleañero era  él… así que pensando en sus gustos me acordé de que uno de sus sabores favoritos es sin duda el de LÚCUMA.

Me puse a buscar un postre no demasiado complicado, no cuento con muchos aparatos que me ayuden en la cocina desde la mudanza transoceánica, y encontré esta tarta de Sandra Plevisani, una repostera muy conocida en Perú que cuenta con un buen programa en la televisión nacional.

Debo decir que era la primera vez que manipulaba la lúcuma y el resultado me ha gustado mucho, así que ahora estoy pensando en otras posibilidades…

Vamos a por la receta y luego os explico algo más de esta interesantísima fruta.

Ingredientes

Para la base

   v  180 gr de galletas de vainilla
   v  ¼ de taza de azúcar blanca
   v  100 gr de mantequilla

Para el relleno

   v  2 paquetes de queso Philadelphia
   v  1 bote mediano de leche condensada
   v  4 tazas de pulpa de lúcuma
   v  ½ cucharadita de esencia de vainilla
   v  11 hojas de colapez en láminas que es la gelatina neutra (yo usé en polvo serían 4 paquetes)
   v  ¾  taza de azúcar blanca

Para el merengue

   v  2/3 de taza de claras a temperatura ambiente
   v  ¾ de taza de azúcar blanca
   v  2 tazas de pecanas picadas y molidas

Elaboración

Para la base machacaremos las galletas, mezclaremos con el azúcar y la mantequilla en pomada. Lo colocaremos bien en el molde presionando bien la galleta en el fondo. Lo llevaremos por 10 min al horno en 180º. Reservamos.

En un bol mezclar el queso Philadelphia a temperatura ambiente, el azúcar, la esencia y la leche condensada.

A parte preparar la pulpa de la lúcuma. Pelamos, quitamos sus semillas y machacaremos la pulpa, nos puede ayudar la batidora y le echamos un poco de agua. A mí me gustó luego colarlo por si había quedado algún “hilillo” del interior.

La pulpa la echaremos en la mezcla del queso y mezclaremos bien.

Es hora de usar el colapez. Yo usé de polvo porque me fue difícil encontrar de lámina, ésta es más sencilla de usar. Proceder como dice el envase y echarlo sobre la mezcla anterior. Remover bien que se junte todo perfecto.

Preparamos el merengue, poner a punto de nieve las claras con el azúcar.

Montamos la tarta. Encima de las galletas echamos la preparación de la lúcuma, más o menos la mitad. Ponemos un poco de merengue y las pecanas por encima. Y con cuidado volvemos a echar la mezcla de la lúcuma. Por último, pondremos el merengue con sus pecanas. En este punto Plevisani comenta de ayudarnos con la mano para que levante un poco.

Debo decir que en mi caso las claras que dan en la receta me resultaron un poco insuficientes, al menos para el decorado final, me hubiera gustado que resaltara más. Lo comento por si alguien lo quiere hacer y que ponga algunas claras más en el merengue.

Llevamos la tarta al congelador toda la noche. Al día siguiente yo la bajé a la nevera porque no me interesaba una tarta helada, sino más bien cremosa.

Utilizar un molde grande porque cunde bastante, es más a mí me sobró la parte de la lúcuma y la dejé en  reposo para al día siguiente tomarlo como si fuese gelatina.

No tengo foto del corte porqué se formó un revuelo para repartir impresionante… tenía un montón de niños a la espera del reparto.

Al menos me dio tiempo a hacer la foto del resultado final.


El resultado os puedo decir que ha sido una tarta ligera, con sabor y olor a lúcuma, y según algunos “ha sido lo mejor que he hecho nunca”.

Estoy contenta con el postre, es posible que repita utilizando esta fruta tan peruana.

LÚCUMA

EL lúcumo es un árbol originario de las regiones subtropicales de Sudamérica como Perú y Bolivia, cuya fruta la lúcuma es muy apreciada en la gastronomía de la zona y se considera fruta nacional de Perú.

La lúcuma es un futo oblongo, con un ápice cónico redondeado. Está cubierto por una piel delicada de color verde brillante cuando está inmaduro y se pone más pardo en la madurez. Su pulpa es de color amarillo-anaranjado, es un poco seca y almidonada pero muy dulce. En su interior encontramos de dos a cinco semillas ovales y achatadas de color pardo oscuro.

El cultivo de esta fruta data de la época preincaica, y están documentados tanto el consumo de la fruta como el uso de la madera.  

En la actualidad podemos encontrar su cultivo en Perú, en las zonas de Lima, Ayacucho, La Libertad, Cajamarca y Huancavelica.
Se ha intentado varias veces introducirlo en el sur de EEUU pero sin éxito.
En otros países a parte de Bolivia, lo encontramos en México y Hawai pero su consumo no es muy masivo, en Chile y en Costa Rica se introdujo su cultivo a mediados del siglo XX.

Su uso en la gastronomía es sobretodo para dulces, postres y helados, su sabor es muy intenso y se asemeja al jarabe de arce.

Una forma muy habitual de encontrarlo es en lo que en Perú se conoce como “marcianos” que son los flashes que comíamos de pequeños en España de hielo y sabor a frutas, en verano las familias lo preparan mucho para los niños.

Y esta es la fruta…
A mí lo que más me ha gustado es su semilla, tiene una forma muy bonita… estoy pensando en qué puedo usarla en manualidades, ¡a ver que se me ocurre!

¿Qué os parece el postre? ¿Alguna vez habéis probado la lúcuma?